Conoce las 4 reparaciones que serán más comunes en casa

 

Por más cuidado que tengáis en el hogar siempre habrá alguna cosilla que se estropee y debáis cambiar o reparar, y lo más recomendable es estar preparados por si es necesario hacer algún trabajo en casa. Hoy día contamos con la ventaja de la ferretería online, el mejor aliado cuando de ahorrar tiempo se trata. Así que podéis ir echando una ojeada para saber con qué contar cuando alguna de estas cosas que vamos a mencionar comience a fallar.

 

1. Los tomacorrientes

Este es uno de los que prefiere dañarse de un momento a otro, rara vez se pueden reparar y hay que recurrir a cambiarlo por uno nuevo. Por lo general se dañan debido al mal uso continuo de cosas como:

  • Dejar los cargadores de batería de los teléfonos móviles conectados cuando no se usan.
  • Quitar los enchufes halándolos por los cables
  • Conectar una extensión que no sea adecuada y sobrecargar el tomacorriente

Qué tener: tomacorrientes de repuesto.

 

2. Las tuberías

Sea que presenten una fuga y goteen sin parar o se rompan repentinamente, es sinónimo de agua desperdiciada y regada por todo el piso. Las tuberías suelen ser reparables, a menos que el daño sea demasiado grande y requiera ser cambiada por una nueva. Los productos de limpieza inapropiados, tuberías expuestas a recibir golpes constantemente y la aparición de hongos y corrosión debido a la humedad son los principales causantes de su deterioro.

Qué tener: llaves para desarmar y armar la tubería, piezas de unión entre tubos, tubos de repuesto.

 

3. Grietas o huequillos en la pared

Con el paso del tiempo es normal ver que aparece una grieta o un huequillo en alguna de las paredes del hogar, y en algunos casos por haber recibido un impacto fuerte. Más allá de ser un asunto que moleste a la vista porque la estética de la casa se está comprometiendo, debe ser arreglado por motivos de seguridad. Una grieta puede irse extendiendo y un hueco ahondando.

Qué tener: lijas, masilla para pared, yeso, selladores.

 

4. Otra vez la puerta

Las puertas debido al uso contante que tienen suelen dañarse con facilidad, las bisagras se aflojan de la pared, los tornillos se aíslan, incluso el pomo se cae. Es recomendable que no se tiren las puertas al cerrarse, no forzar los pomos cuando se han trancado por error y no recostarse de ellas porque el peso las debilita.

Qué tener: un pomo, tornillos y bisagras de respuesto.

 

Lo mejor es que siempre contéis con esas cosas extra en casa, para que al momento de necesitar reparar o cambiar alguna tengáis a la mano todo lo que se necesita. No os lo penséis más, chequea la ferretería online y a preparaos. 

Noticias Similares »